lunes, 31 de diciembre de 2012

Tipos de agujas

En la actualidad se utilizan las agujas filiformes y finas (Hao).

¿De qué materiales están hechas las agujas? 
Muy importante es tener en cuenta el material del que están compuestas. Actualmente en el mercado podemos encontrar gran variedad de metales y aleaciones: acero inoxidable, oro, plata, cobre.

Es importante el poder curativo que tienen ya de por sí los metales nobles como el oro, la plata y el cobre desde épocas ancestrales. Estos están caracterizados por ser buenos conductores del calor y la electricidad, características muy deseadas para todo tratamiento de acupuntura y/o moxibustión, pero además cada metal noble tiene per se unas propiedades curativas determinadas.

El oro
Refuerza el sistema nervioso, reduce los dolores reumáticos, es beneficioso para los problemas coronarios, revitaliza el cuerpo físico en general, potencia la energía sexual y armoniza los órganos sexuales. Además, equilibra la energía vital, es antidepresivo, combate los miedos, atrae la energía del amor y potencia la riqueza, ilumina y aclara la psique, potencia los sueños y otorga prosperidad. Se ha relacionado desde la antigüedad con el símbolo del sol equivalente a la Medicina Tradicinal China con el elemento Fuego.

La plata
Es antibacteriana, facilita la cicatrización, armoniza y potencia la buena visión, ayuda a perder líquidos, estimula la tiroides, potencia la fertilidad femenina, calma los nervios, ayuda a liberar las emociones y potencia la creatividad. De siempre se ha creído que la plata protege a los viajeros, sobre todo a los que lo hacen por mar o por aire.

El cobre
Para el tratamiento de los calambres musculares, para los dolores reumáticos y/o artríticos, para los mareos y las náuseas. Antiguamente se le consideraba un material mágico usado para eliminar las energías negativas de las personas.

Muchos animales son sensibles a determinados materiales: agujas de plata, de oro o de cobre. Si vemos que al tratarlos con determinados metales se sientes sobreexcitados, sería recomendable probar otro tipo de metal para compensar su estado energético o probar aleaciones como el acero inoxidable.

Acero inoxidable
En la clínica diaria las agujas más utilizadas son las de acero inoxidable quirúrgico 18/8, de alta calidad y gran flexibilidad. El afilado y pulimentado de la punta de la aguja en forma de “punta de trigo” permiten una inserción indolora en la piel, a diferencia de otras agujas como serian las de “hoja de pino”. Estas son más duraderas pero la inserción es más dolorosa.



Se puede escoger entre muchos tipos de aguja 
Podemos encontrar gran variedad de tipos de aguja en el mercado: de acero inoxidable, con baño de oro, con baño de plata, con baño de cobre, con cabeza, sin cabeza, con mango metálico, con mango de plástico, con o sin tubo guía, etc. Además, estas agujas están fabricadas en condiciones de absoluta esterilidad por lo que no se recomienda reutilizarlas por motivos de higiene.

Cada veterinario acupuntor deberá probar las que mejor se adecuen a sus necesidades. Igualmente, el mercado nos ofrece una gran variedad de longitudes y calibres para ajustar nuestro trabajo a las diferentes especies animales.

La longitud de la aguja dependerá del tipo de animal a tratar y del lugar del cuerpo a punturar: no utilizaremos agujas con la misma longitud y calibre para un caballo que para un gato, ni utilizaremos tampoco el mismo tipo de aguja para un punto situado en una zona donde haya mucha masa muscular, como por ejemplo en el área lumbar, o en áreas con hueso.


No hay reglas fijas respecto a la duración de cada sesión ni del tratamiento 
En cuanto a la duración del tratamiento con acupuntura, no existe ningún tratado que nos indique cuánto tiempo han de estar aplicadas las agujas y cuántas sesiones se han de realizar, pues cada paciente y cada enfermedad son únicos e independientes. Como regla general, podríamos considerar que cuando el paciente a tratar es una animal joven (cachorros de perro o gato de semanas de vida a meses) es suficiente mantener las agujas entre 5 o 10 minutos ya que es tiempo suficiente para que estas actúen, pues la energía de estos animales por lo general es elevada y está en los niveles más superficiales del cuerpo. Sin embargo, en algunas ocasiones muy especiales con cachorritos de edad inferior a las 4 semanas uso la técnica de aguja de entrar y sacar. En los pacientes geriátricos (perros y gatos a partir de los 9 años de edad) muchas veces necesitan más de media hora de tratamiento pues estos están en un nivel de agotamiento energético en el que cuesta que la energía fluya hasta la superficie.

Lo mismo ocurre con la gravedad de la enfermedad. En enfermedades agudas leves como sería una contractura muscular o una gastritis por la ingestión de material extraño como madera o tierra, normalmente es suficiente con 1 o 2 sesiones, sin embargo cuando se trata de patologías crónicas (artrosis de cadera, deficiencia de Jing de riñón, etc.) es necesario realizar 10 o más sesiones de acupuntura hasta poder llegar a equilibrar al animal, todo dependerá de la gravedad del paciente a la hora de decidir si las sesiones se hacen diarias, semanales o mensuales.

Muchas veces las propias agujas nos indican si la sesión ha acabado o debe continuar, porque se quedan retenidas en la piel para acabar su ciclo energético o se desprenden ellas solas, lo cual significa que ese punto ya ha tenido una estimulación suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada